974 360 019
 aejacetania@ceos.es

IMPUESTO DEL CABLE, alarma entre los empresarios de la Jacetania

  AEJ   Oct 30, 2015   Agropecuario, Asociaciones empresariales, Comercio, Construcción, economía, Empleo, Hostelería, Industria, Nieve, Sectores, Servicios, Transporte, Turismo   0 Comentarios

IMPUESTO DEL CABLE: ALARMA ENTRE LOS EMPRESARIOS DE LA JACETANIA

Ante la noticia publicada en la prensa sobre la posible restitución del impuesto por cable, desde la AEJ queremos manifestar nuestro más rotundo rechazo.

Nuestras estaciones de esquí son el motor que mueve la economía de estos valles, que no tenemos la industria, ni ninguna otra fuente de recursos. Para que lo entiendan en Zaragoza, es como la OPEL en toda la zona del Jalón, a la que lógicamente se le trata de favorecer en todo lo posible, en reconocimiento a  su labor tractora en la economía. O para que nos entiendan en Teruel, como las minas de carbón y la térmica de ENDESA en Andorra, por las que tanto se ha luchado y tanto se han apoyado desde el Gobierno de Aragón, con buen criterio.

Este impuesto reduciría la competitividad de las empresas, ya que como bien sabemos por la anterior etapa de imposición de este impuesto, el mercado no admite que se puede repercutir al cliente y para no perder esquiadores termina pagándolo la empresa.

La situación actual de las empresas no permite que se pague este impuesto. No es necesario profundizar mucho más en este aspecto, ya que es de dominio público, tanto las dificultadles de las empresas de este valle (ambas privadas), como a del Grupo ARAMON, que este año ha debido hacer una reducción de capital de 70 Millones de euros para compensar pérdidas.

Por lo tanto, este impuesto finalmente lo van a pagar los empleados de las estaciones con reducciones de plantilla y reducciones de salarios, en el mejor de los casos, ya que no hay margen para hacerlo de otra manera. La imposición de este impuesto supondría, por tanto, la reducción de competitividad de las empresas, lastrando la locomotora que tira de todos los vagones de la economía de estos valles, poniendo gravemente en riesgo puestos de trabajo y la viabilidad de otras empresas.

Pero estas situaciones siempre son más duras en este valle, donde las dos estaciones de esquí son privadas, mientras que el resto de estaciones pertenecen a la DGA al 50%, por lo que pagan con una mano, lo recogen con la otra.

Este valle, abandonado por la DGA desde la constitución de ARAMON (empresa pública en la que la DGA ha invertido el 50% de los 160 millones de euros invertidos, según fuentes de ARAMON), sufrirá una vez más el castigo de la forma más dura, a pesar de la haber sido excluido de todas esas inversiones públicas en materia de nieve.

En la anterior imposición de este impuesto, la DGA puso 1,5 millones de los 3 millones que precisó ese año ARAMON como ampliación de capital, pero a las empresas de este valle, lógicamente no se les ayudó.

Además, ya vimos que ese impuesto “medioambiental” en absoluto fue utilizado para reducir el impacto ambiental, es más, jamás se supo para que sirvió. Posiblemente cayó en una “bolsa común”, donde se diluyó con otros ingresos de las arcas públicas.

                                                                                                              Asociación de Empresarios de la Jacetania

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Empresarios Jacetania 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies